A pesar de disminución de incidencia de COVID-19 en Ecuador, Ministerio de Salud no descarta brote de casos en personas no vacunadas

Solo cinco personas esperaban por atención en las carpas de triaje respiratorio ubicadas en los exteriores del hospital IESS Quito Sur, este martes, 22 de marzo de 2022, antes del mediodía.

Uno de ellos era César Sani, de 53 años, quien durante ocho días ha padecido de ardor de la garganta y tos. Por iniciativa fue a hacerse una prueba PCR para detectar COVID-19. Está vacunado con las tres dosis contra el coronavirus.

A metros de él estaba Paola Santín, de 25 años. Contó que estaba con fiebre, tos, dolor de garganta y ronquera. Presume tener una gripe. Usa transporte público e indicó que en su trabajo, en una cooperativa, sus compañeros utilizan mascarilla. La semana pasada cumplía el tiempo de cinco meses para recibir la tercera dosis.

Desde hace tres semanas en ese hospital hay una tendencia a la baja en cuanto a la ocupación hospitalaria.

Estuardo Salgado, subdirector de medicina crítica de esa casa de salud, indicó que actualmente acuden unos diez pacientes por día a las carpas de triaje respiratorio y la positividad de las pruebas está por debajo del 10 %.

Lo comparó con lo que sucedía en enero del 2022 cuando la positividad era de hasta el 68 %, es decir, que de cada diez pacientes unos 7 daban positivo; hoy de diez personas, una da positivo.

A inicios de año, en la segunda o tercera semana de enero, llegaban hasta 1.000 ciudadanos para atención respiratoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *