Estudiantes de Comunicación Social se unirán al trabajo de Plan Internacional

La Universidad Técnica de Cotopaxi y la Organización Plan Internacional, la mañana de este martes firmaron un convenio para que estudiantes de la carrera de Comunicación Social puedan hacer prácticas preprofesionales en beneficios de los derechos de los niños.

Plan Internacional nació en España en 1937 de la mano del periodista británico John Langdon y del voluntario Eric Muggeridge, entre otros fundadores. Durante 80 años la entidad ha trabajado con niñas y niños, sus familias y comunidades se han convertido en una organización global de desarrollo y humanitaria.

Lorena Álvarez, directora de la carrera, manifestó que ambas instituciones buscan un cambio social y un desarrollo basado en la dignidad humana.  Por ello que este ciclo académico se ha vinculado con varios procesos e instituciones que aseguran que los estudiantes puedan salir de las aulas a mirar otras realidades. Y a la vez, ser protagonistas de procesos que visibilicen y entreguen mensajes que apuesten a un mundo que entiende la diversidad, pero sobre todo buscan que el universitario se distinga por su formación humanista y sea sensible a los problemas sociales.

El inicio de Plan en Cotopaxi se lo hizo mediante la firma de un convenio con el Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi y llevan laborando desde el año 1999 y están vinculados en alrededor de 74 comunidades y cerca de 5 mil niños y niñas patrocinados.

Vinicio Cifuentes, gerente de Plan Internacional en la provincia, indicó que buscan cambiar la vida de muchos niños y niñas en el país “vemos que cada día encontramos casos de violencia en los niños y especialmente en las niñas”. Reveló que la violencia de género inicia desde la gestación y crece cuando va siendo mujer y que muchas veces desencadenan en femicidios.

Además, Cotopaxi ocupa el tercer lugar en trabajo infantil, estos patrones culturales son los que están contribuyendo a la violencia y al no cumplimiento de los derechos especialmente a una desigualdad entre niños, niñas, hombres y mujeres, agregó Cifuentes.

Se pretende llegar a nivel mundial a 100 millones de niñas y a nivel del país a más de 2 millones de niñas que puedan cambiar esta realidad, pero lo que buscan son las oportunidades para el acceso a la educación, prevención del embarazo y prevención de la violencia.

Por eso que consideró que la comunicación juega un papel muy importante. “Les abrimos las puertas a los estudiantes para que nos apoyen y lleguemos a las comunidades que han sido marginadas”.

El 95% de intervención se da en comunidades indígenas. Y los alumnos que realizarán sus prácticas podrán conocer las realidades mucho más de cerca y podrán saber que la vida de los menores debe cambiar, destacó el Gerente.

Dentro de las prácticas no remuneradas para las estudiantes de la UTC podrán desarrollar programas y proyectos de investigación y vinculación con la sociedad. Lo que buscan es que se pueda plasmar mensajes que permita cambiar la realidad y luchar para que Cotopaxi se convierta en una sociedad mucho más equitativa y justa.

Frente a este contexto, la representante de Plan Internacional a nivel nacional y el rector del Alma Mater firmaron el convenio que facultará iniciar las actividades a cuatro estudiantes en esta semana.

Abigail Toapanta, es parte del Movimiento Por ser Niña, comentó: “luchamos por la disminución de barreras o brechas que no permiten el goce de los derechos de los niños, niñas y adolescentes”.

SUS COMENTARIOS SON IMPORTANTES

comentarios

Facebook

DALE CLICK EN LIKE (ME GUSTA)